sábado, 7 de noviembre de 2009

MARCO DE REFERENCIA CONCEPTUAL: 1. Datos sociodemográficos

: edad, estado civil, procedencia, situación laboral, disfrute de beca, disponibilidad económica.
Según Papalia y Wenkos, 1998: No es necesario terminar la educación formal antes de los 25 años; ésta puede continuar en la edad adulta. La tendencia a estudiar durante el resto de la vida se observa en el número creciente de estudiantes que se matriculan después de los 30 años, en especial los de 35 años (Nacional Center for Education Statistics, NCES, 1989b).

No hay un abandono que pueda tomarse como “prototipo”. Existen variadas razones para que los estudiantes dejen la universidad (el matrimonio, el deseo de estar cerca de la persona amada, cambios en la ocupación que desempeñan o insatisfacción con la universidad). La capacidad también puede ser un factor; hoy los estudiantes más capaces tienen mayores probabilidades de permanecer en la universidad que a principio de los años 70. Pero aunque la mayoría de los que abandonan la universidad tienen un promedio más bajo en las pruebas de aptitud que quienes permanecen en ella, en general su desempeño laboral es satisfactorio. (Papalia y Wenkos, 1998)

Según (Lozano): La influencia de la clase social está mediada por el nivel cultural, que a su vez determina las expectativas, valores, y actitudes de la familia respecto a la educación, es decir, la motivación del logro depende más del nivel cultural de los padres que de su nivel de ingresos. (Llorente, 1990). Castejón y Pérez (1998) encuentra que la percepción de apoyo familiar por parte del hijo incide directamente en el rendimiento, mientras que el nivel de estudios de la madre lo hace indirectamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario