martes, 15 de febrero de 2011

El poder de la negociación final

Actualmente estamos en un entorno empresarial controlado por quienes compran, y ya no por los fabricantes y productores.
La calidad hoy no constituye una ventaja; más bien es un requisito básico para competir.
Lo determinante para cerrar buenas ventas, es la percepción que el comprador tenga sobre las ventajas competitivas de lo que ofrecemos y su significado.
Hoy la tecnología y la sistematización han estandarizado productos y servicios, y por ello el proceso de compra ha dejado de ser totalmente racional y se ha vuelto subjetivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario